jueves, 19 de marzo de 2020

Lituania en MTB - Hydratrail

Tras barajar como todos los años varias opciones (Siberia Española, Transcarpática, Highlands, Romagna Bike Trail) nos decantamos por hacer la Hydratrail (https://www.hydraepic.lt/), se trata de una carrera non stop de bikepackaging que se ha puesto muy de moda, que atraviesa Lituania de sur a norte visitando la capital Vilna y Kaunas, acompañando buena parte del recorrido los cauces de diversos rios del pais (aunque luego casi  nunca se veían porque ibas metido en el bosque …)

El aliciente para nosotros era hacer una ruta diferente, por un año una ruta de más kilómetros y menos desnivel (menos de 6.000m) recoriendo un pais diferente, que salió relativamente hace poco tiempo de formar parte del bloque sovietico (1991) con sus paisajes, sus pueblos y sus gentes, además  visitaríamos varias de las capitales bálticas.

Ruta completa Trans-lituania en Mtb


Este año se cae de la lista Manolo, que se va a de vacaciones casi un mes a Brasil y no le quedan ni días de vacaciones ni ganas de más aventura. La expedición la formamos los habituales: Santi (que ha tenido a la pequeña Itziar recientemente), Tony, Javi, Daniel y yo, un nutrido grupo con muchas ganas e ilusión de afrontar un nuevo viaje.

Kaunas de paseo


Respecto a la planificación, fue complicado encontrar vuelos, ya que ni hay muchas compañías que vuelen a estos destinos ni vuelan todos los días. Nosotros tras muchas cávalas y tratando de cuadrar las disponibilidades de unos y otros decidimos volar a Varsovia, para así de paso conocer también esta capital europea (una muesca más en nuestra lista).



1 Etapa (30/06/2019)
AUGUSTOW - DURSKININKAI
95.3 Km, 385m desnivel, 6h

Nuestro vuelo, por temas de logistica lo hicimos a Varsovia, lo que nos permitió conocer la capital de Polonia con un breve paseo antes de coger el tren a Augustow. Nos alojamos en el Oki Doki City Hostel, un agradable y cosmopolita Youth Hostel por 110 euros con desayuno incluido para los cinco.



Varsovia
Varsovia quedó prácticamente en ruinas durante la 2ª Guerra Mundial. La ciudad vija, Stare Miastro, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco tras su fiel recontrucción, de forma que a día de hoy podemos verla exactamente como fue antes de la devastación. Nuestro rápido biketour a las seis de la mañana nos llevó por la Plaza Runek Starego Miastra, la Calle Piwna, el Castillo de aspecto palaciego y la Catedral de San Juan, principales puntos de interes de Varsovia.

A las 13:00 aprox llegamos a Augustow y decidimos comer algo antes de iniciar ruta en un supermercado (el primero de tantos en este viaje), comenzaremos a pedalear por tierras polacas en busca de la frontera Lituana para enlazar con la Hydratrail. Tenemos por delante más de 80km y sólo unas horas. Los primero skilometros trancurren por pistas en buen estado junto a unos bonitos lagos y con bastante calor. En uno de ellos hay un pequeño santuario en homenaje a Juan Pablo II  de origen polaco.


 El cruce de la frontera, tras varios intentos, lo hacemos por una pequeña pasarela de madera sobre el rio.


Una vez en Lituania las pistas empiezan a emperorar; mucha arena y firme ondulado, a las que conoceresmos durante todo el viaje como las “olas” que hacen el rodar bastante incómodo. Seguimos sumando kilómetros mucho más despacio de lo pensado y planificado al no haber prácticamente ningún desnivel, pero es que tanta arena y “olas” hacer muy duro cada pedalada y cada kilómetro. Los últimos del día son a través de un frondoso bosque que nos dejan en la puerta de Druskininikai, una pequeña y agradable ciudad, modernizada y punto de veraneo de Lituanos gracias a sus numerosos centros termales.

La cena la haremos en un bonito restaurante que nos recomiendan en el hotel.

Nos alojamos en el Viesbutis Simpatija hotel de 3 estresllas por 130 euros con desayuno incluido.


2 Etapa (01/07/2019)
DURSKININKAI - BIRSTONAS
113.5 Km, 800 m desnivel, 7h10´

La etapa continua con la misma línea que el día anterior, pistan anchas e incómodas para rodar, avanzando muy lentamente, por lo que ya empezamos a buscar de vez en cuando algún “atajo” por carreterillas que nos permitan sumar kilómetros más rápidamente.

Pasaremos y nos subiremos a el, por un gigantesco mirador elevado con unas espectaculares vistas sobre el bosque y el rio Neumas. Tendremos algunos pequeños tramos no ciclables por la espesa vegetación dentro del bosque, que eso sí, nos permite evitar el calor.

Birstonas, destino final, es un pequeño pueglo juntao al rio donde descansaremos de una larga jornada en la que hemos estado dando pedales más de 7h.

Nos alojaremos en  Domus Hotel, un hotel muy agradable y muy cuidado en el que nos tomamos unas cervezas en su terraza y posteriormente cenamos ya en el interior que empezaba a refrescar. Totalmente recomendable y por solo 123 euros la noche los cinco (desayuno aparte por 3.50 euros)

 



3 Etapa (02/07/2019)
BIRSTONAS - KAUNAS
94 Km, 782 m desnivel, 5h 57´

La etapa de hoy discurre por pistas y senderos con firme arenoso e irregular.Aunque nos guiamos por el track de la Hidratrail, vamos imporvisando alguna variante para llegar pronto a Kaunas y dar una vuelta tranquilamente a pesar de los 95km de la etapa.

Nos fue imposible encontrar ningún sitio para comer, lo que ya era habitual y se convirtió en la regla del viaje, y terminamos comprando algo en un pequeña tienda de comestibles y comiendo allí mismo.
El cielo se va cubriendo y llegan las primeras tormentas. 

Pedaleamos un rato bajo la lluvia perono hace frio y nos secamos rápido. La entrada a Kaunas resulta un poco confusa, primero bordeamos un gran lago con un puerto deportivo, dspues la zona industrial junto a la via del tren y finalmente un agradable caril bici parealelo al rio Neris nos deja en el centro de la ciudad tras pasar junto al famoso Kaunas Arena que tantos días de gloria dio al baloncesto Liutano con Sabonis y compañía y el laureado Zalguiris de Kaunas.

Kaunas es la segunda ciudad de Lituania, se asienta en la confluencia de los rios Neris y Niemen. En la calle Vilniuis, la más antigua de la ciudfa, las casas de ladrillo estilo gótico y renacentista sustituyeron a las anteriores de madera que fueron destruidas en un gran incendio. 

Tambien destacan el castillo de Kaunas del siglo XIV que sirvió como freno al avance de los cruzados en el norte de Europa, restaruado en 2010 hoy en día simbolo d la cuidad, así como  la Catedral Basílica de San Pedro y San Pablo y la amplia plaza del Ayuntamiento que data del Siglo XVIII con su característica torre espigada con reloj en lo alto.

Nos alojamos en el pequeño hotelito de tres estrellas Kaunas City por tan sólo 115 euros (sin desayuno) muy limpio, comodo y cerca del centro histórico de la ciudad



 




4 Etapa (03/07/2019)
KAUNAS - KERNAVES
110 Km, 930 m desnivel, 7h16´

Hoy toda la etapa discurre paralelos al rio Neris. Atravesamos la ciudad de Jonava con sus bloques de arquitectura tipica sovietica donde hacemos parada para un tentemipie y reparar el único pinhcazo de toda la ruta.

Haremos unos cuantos kilometros por senderos muy disfrutones, pero agotadores, cubiertos por una espesa vegetación. La lluvia empieza a hacer acto de aparición mintras seguimos atravesando bosques, pasando junto a amplios y perdidos cementerios y algunos repechos, de los pocos de la ruta, que nos hacen bajarnos de la bici, más por la cantidad de arena que por la pendiente.

Las pistas empiezan a tener algo menos de arena y la lluvia caida también la compacta un poco lo que hace que podamos rodar un poco más rápido y cómodo, pero lo cierto es que hoy una buena parte son bosques cerrados.

Ni en los pequeños pueblos tradicionales ni en los algo más grandes de corte sovietico encontramos bares en los que poder comer o comprar un bocadillo… otra vez de super/tienda de alimentación.
A mi me falla la bici y se sale el tornillo que sujeta la bieleta de la amortiguación. Tenemos que hacer un apaño con bridas y cinta americana, pero cada rato hay que parar para ajustarla y evitar que se termine saliendo el tornillo lo que me obligaría a dar por terminado mi viaje este año. Renqueando llegamos a Kernaves y buscando carretera en los últimos kilómetros para que la bici no sufra en exceso.

Nuestro alojamiento es una curiosa Casa Rural “museo” en la que la dueña expone sus creaciones tanto en el interior de la casa como en el amplio jardin. Pueblo turistico por su asentamiento megalitico, pero con muy poco o nulo movimiento ni sitios para comer, por suerte la dueña nos hace unas empanadillas típicas de la zona y es lo que cenamos junto con unas bolsas de patatas fritas y chocolate que llevabamos del super de la hora de comer. La casa rural es la Gallery Guest Rooms, en la que dormimos los cinco por 100 euros con desayuno (escaso) pero tampoco hay mucha alternativa en la zona.
 




5 Etapa (04/07/2019)
KERNAVES - VILNA
58 Km, 520 m desnivel, 4h


Puna etapa corta para llegar pronto a Vilna y poder visitar tranquilamente la capital Lituana y que acortaremos más para poder llevar mi bici a un taller a que me la arreglen (la verdad es que un muy entregado y agradable mecánico echó casi una hora en hacernos un buen apaño que aguantaría todo el viaje y no nos quería cobrar nada….)

La Hydratrail no deja de depararnos sorpresas, un tramito que no tiene continuación nos obliga a empujar las bicis por una ladera arriba por el bosque y unos pequeños tramos de escaleras. La entrada a Vilna es un tanto feota, atravesamos un puente lleno de corbatas, como en otras partes ponen candados aquí eran corbatas, y por el extrarradio de la ciudad.. Luego el casco histórico es pequeñito, pero hasta que llegamos el rodeo fue grande.

Después de comer en un restaurante por fín!! Nos damos una ducha y a paser por la ciudad y comprar algun regalo para la familia. Vilna es una ciudad de 500.000 habitantes su centro histórico también Patrimonio de la Humanidad, siendo el centro barroco más grande de Eurpoa del Este.

La catedral neoclásica de San Estanislao y la torre de la Campana presiden la gran plaza donde se encuentra la famosa baldosa que ponía fin a la gran cadena humana de mas de 2MM de personas enlazadas para cubir los más de 550km desd Tallin a Vilna pasando por Riga, como manera de reivindicar y pedir la independencia de las tres repúblicas Balticas de la Union Sovietica allá por 1989.

Nos alojamos en unos apartamentos turísticos Real House B&B que nos cuesta 111 euros la noche.

 




6 Etapa (05/07/2019)
VILNA - PALUSE
120 Km, 700 m desnivel, 6h 31´

Hoy es la etapa reina del viaje, casi 120km por delante y ya amanece lloviendo, mal presagio que luego se cumpliría.

La salida de Vilna es por carriles bicis paralelos al rio Neris hasta que nos adentramos en un agradable bosquecillo que nos permite rodar relativamente rápido, y que luego se convierte en un senderito junto al rio divertido, con buenas vistas pero muy lento de avanzar.

Empieza la lluvia intensa con frio y decidimos buscar alternativas que nos permitan avanzar rápido. La lluvia es incesante y estamos empapados, por suerte hoy encontramos un restaurante en el que poder comer y secarnos un poco (cuando nos levantamos de la mesa, debajo de nuestros asientos hay charcos de todo el agua que nos ha chorreado).

Por suerte, el tiempo empieza a mejorar y la tarde nos da via libre para hacer los últimos kilómetros del día con nubes muy negras en el horizonte. Vamos alternando carreterillas con pistas anchas hasta llegar a Palus, enclavado a la entrada de uno de los parques nacionales más importantes de Lituania y junto a un amplio y agradable lago, que con buen tiempo sería ideal para darse un buen chapuzon.

Pasaremos por el super a comprar algo para desayunar al día siguietne ya que tendremos que empezar a dar pedales a las 5 de la madrugada para llegar a tiempo a Daugavpils y coger el único tren que hay hasta Riga.

Dormimos en las cabañas/apartamentos que hay en la entrada/información del parque.







7 Etapa (06/07/2019)
PALUSE - DAUGAVPILS
88 Km, 550 m desnivel, 4h 37´


El tren a Riga sale a las 13:00 y debemos estar con margen suficiente para cogerlo y salir tambiénc on margen para posibles imprevistos. A las 6:00 estamos dando pedales bajo un fuerte aguacero que nos acompañara toda la jornada y con un intenso frio que hace que no sintamos las manos.

La decisión es clara, con lluvia y poco tiempo nos dejamos de experimentos y hacemos toda la etapa por carreterillas, que a esas horas la verdad no nos cruzamos con apenas coches.

En Zarasai, localidad fronteriza entre Lituania y Estonia nos deja de lover, pero revienta la cubierta de mi bici, una raja de 10 cm y reventón. No siento las manos y me tiene que arreglar el reventón y la averia, poniendo un trozo de parasol que llevamos, Santi y Tony.

Llegamos a Daugavpils a las 11:00 bastante antes de la hora prevista, lo que nos permite comer tranquilamente en un restaurante y secarnos para luego ya ir a la estación de tren y dar por finalizada la etapa y el viaje de este año.

Ha sido bastante mas duro de lo esperado, las pistas anchas y sin desnivel ocultaban una dificultad y dureza inesperada, así como tramos de senderito divertidos pero exigentes, así como casi dos días enteros de lluvia y frio.






 

 

La visita de tres capitales europeas, más la afamada Kaunas bien han merecido el viaje, junto con los pueblos de corte sovietico, bastante más acusado que en otros viajes como en Eslovaquia o Eslovenia.


Ahora a visitar Riga, la más conocida y turistica de las capitales balticas para descansar, hacer compra de regalos para la familia y vuelta a España, a ver que nos depara el año que viene….


Para más info y track en : https://es.wikiloc.com/rutas-cicloturismo/lithuania-en-mtb-47511695

O enviarme correo con las dudas a : antequerae@yahoo.es

Logistica:

Volamos con Ryanair hasta el aeropuerto de Modlin (40km de Varsovia) y este año por primera vez contratamos a través de la web de We Transfer  (https://wetransfer.com/el transporte hasta el hotel. Por sólo 40 euros nos llevan a los cuatro madrileños con las bicis desde el aeropuerto hasta Varsovia, una opcíón económica y muy buena ya que llegamos a las 21:00 aprox y el tren que bajaba a Varsovia estaba a varios kilómetros, horario muy restringido, mas de una hora de viaje… y con esta opción casi por el mismo precio servicio de puerta a puerta.  La misma opción utlizamos para ir desde Riga al aeropuerto de Riga, aquí la distancia era de tan sólo 10 km, pero la comodidad y más lloviendo como estaba lloviendo el último día se agradeció y por 30 euros, cinco personas y cinco bicis (más barato imposible).

Hemos quedado tan satisfechos con este servicio que tomamos nota para otros años.
Desde Varsovia hasta Augustow, donde iniciamos la ruta, cogeremos un tren (hay muy pocas opciones) muy madrugador a las 7:55 en Warszawa Centralna que en casi 4h nos deja en la estación inicio de ruta. Los billetes se pueden sacar online en la web de la compañía ferroviaria polaca  (https://www.intercity.pl/en/ )

El último día cogeremos un tren, desde Daugavpils hasta Riga, también con pocos servicios y que nos hará pegarnos un madrugón para poder coger el tren de las 13:10 y llegar con tiempo pas poder visitar Riga. El trayecto dura 3h25´. Este billete también se puede sacar online a través de la compañía ferroviaria Letona (http://www.pv.lv/en/ )

Ambos trenes tienen precios realmente económicos, ya que bici + pasajero no cuesta mas de 10 euros por persona, en comparación con lo que tuvimos que pagar el año pasado en Suiza por trayectos similares por los que pagamos casi 60 euros.

La vuelta en avion la hacemos con Airbaltic, que tiene vuelo compartido con Iberia y sorprendentemente nos dejan volar con las bicis sin meterlas en cajas, a la vieja usanza, con el manillar en linea con el cuadro, sin pedales y ruedas desinfladas… a pesar de la reocupación de alguno, las bicis llegaron bien y nos simplificó facilitó mucho todo ya que no hubo que buscar cajas ni nada.

El coste del avión es de 235 euros ida y vuelta más las bicis que serían otros euros aprox.

Opinion de la ruta:

Es una ruta que engaña, nosotros viendo que había poco desnivel, bastantes pistas anchas… planificamos etapas de largo kilometraje esperando sacar medias de 19-20km/h, pero pronto nos dimos cuenta lo equivocados que estábamos.

Esas pistas que parecían tan cómodas en las fotos y vídeos que habíamos visto, resultan ser pistas que en realidad son las carreteras locales, con mucha arena y las “olas”/”ondas” que se forman con el paso de los coches, con lo que 9km en algunas de estas pistas, lo que podía ser un rodar cómodo se convertía en un suplicio de traqueteo y pegarse para ir avanzando.

Y luego los tramos de bosque, si bien eran muy bonitos, algunos realmente entretenidos y agradables se hacían lentos porque en algunos sitios habia bastante vegetación y en otros también arena suelta. Esto lo sufrimos especialmente los dos primeros días, y no sabemos bien si es porque luego el tipo de terreno iba cambiando y mejorando o porque con la lluvia que nos estuvo acompañando desde el tercer día hasta el final, compactaba un poco la arena y lo hacía más facil el rodar.

Desde Birstronas (tercera etapa) ya decidimos y buscando algun tramo de carreterillas asfaltadas o pistas menos transitadas (con mejor firme) para avanzar más rápido y cómodo, pero también para tener una perspectiva algo más amplia de la zona y sus paisajes que metidos en el bosque no se aprecia.

Yo recomendaría hacer la ruta desde Birstronas, quitando los dos primeros días que nos llegaron a comer la moral, por la inesperada dureza de la ruta y lo pestoso de las pistas, ya que  a partir de aquí, sin llegar a evitarlas si que mejoran sensiblemente.

No todo era malo, al reves, había bastantes tramos de bosques y algun single track bastante divertidos y muy bonitos como el senderito al poco de salir de Vilna, o el bosque a los 15-20km de Kaunas…

Importante:

Lituania no es un pais en el que abunden los bares en los pueblos (al reves que en las grandes ciudades como Kaunas y Vilna donde es todo bullicio y gente), es más NO hay bares en los pueblos, lo cual aprendimos ya allí. Esto nos obligó a comer, casi todos los días, sentados junto a un mini-supermercado lo que pillaramos allí (embutido, pan y algún refresco).  Con lo que recomiendo planifiquéis la bebida y comida del día.

El motivo por el que no hay bares en los pueblos, igualito que en España, es porque en la época sovietica, todas estas zonas eran bastante pobres (zona rural especialmente) con lo que la gente ahorraba un poco de dinero y se iba a las ciudades a ver una obra de teatro, un museo… y no se planteaban “socializar” ni ir a un bar, con lo que no hay bares en los pueblos, salvo que sean grandes o turísticos.

Y , salvo que nosotros tuvieramos mala suerte, no podemos  decir que los Lituanos con los que interactuamos y vimos fueran de lo más simpáticos y serviciales, al contrario, sacarles una sonrisa, un saludo, era realmente complicado, entendemos que es el carácter retraido o desconfiado de su pasado.

En verano hay luz desde las 4:00 am hasta casi las 23:30 de la noche, con lo que los días se aprovechan mucho. Y la probabilidad de lluvia en julio es de un 35% de los días. Nosotros los dos primeros días pasamos bastante calor, luego tuvimos otros dos o tres días con lluvias intermitentes (te calabas-te secabas-te volvias a calar- te volvías a secar) y los dos últimos días con lluvia incesante durante toda la ruta, a veces más suave y otras estilo diluvio, lo que nos obligó a cambiar la ruta sobre la marcha en las dos últimas etapas haciendo todo o bastante parte por carreterillas.

lunes, 24 de diciembre de 2018

Landas Francesas de Leon a Burdeos

Otro año que nos animamos a hacer viaje cicloturista con los enanos. Esta vez nos decantamos por la zona de las Landas del que habíamos oído hablar muy bien pero que no conocíamos. La verdad es que no nos defraudó en absoluto.




Kilómetros de carriles bici, junto a la playa para poder acercarte a ella en cualquier momento, todo rodeados de enormes pinares y si sorprendente es su playa infinita no menos lo son sus lagos, mucho de ellos llenos de vida. Además de pueblos con mucho encanto, la duna de Pilat… no defraudará a nadie. Y para terminar viaje en la espectacular Burdeos.


Este año salimos directamente desde Galicia, con un viaje muy largo, pero que nos permite ahorrar un día de vacaciones. Llegamos a Leon casi para bajar bultos cenar algo en la habitación y a dormir.



El día siguiente por la mañana me levanto a las 5:30 y llevo la furgoneta a Burdeos para dejarla en un parking previamente reservado con onepark (www.onepark.com) que nos cuesta 30 euros 5 días. Me doy una pequeña vuelta por Burdeos y me dirijo a la estación de tren para  bajar hasta Dax (el billete de tren junto con el complemento por la bici ya lo había reservado previamente para evitar posibles problmas en https://es.oui.sncf/es/ ) me cuesta 27.50 euros y el trayecto es de una hora justa.

Desde Dax hay 30km aproximadamente hasta Leon donde me esperan Lara y los niños. Es práctiamente llano y me llevo la eléctrica de Lara para hacerlo rapido. Es todo muy llano y en poco más de una hora ya estaba en Leon listo para preparar todas las bicis e iniciar nuestro viaje.

Recomendación es hacer todas las reservas con más de dos meses de antelación, si lo dejas para última hora podrás encontrate con que todos los alojamientos están completos o los que quedan tienen unos precios prohibitivos.

Nos basamos en varias web para establecer las etapas y obtener información de la ruta. La mejor de todas es la web oficial de la misma: 


Aquí tendréis información actualizada de los distintos tramos, si son carril bici, si son por carretera, si hay obras… además de alojamiento, descripción de las etapas para toda la ruta desde Roscof al norte de Francia hasta Hendaya (1200km de ruta). Totalmente recomendable trastear en esta web.

Tambien compramos un libro (me gusta siempre llevar algo físico y ver información escrita del entorno) De Hendaya a  Nantes. Una guía cicloturista de la costa atlántica francesa. Como soporte esta bien, pero creo que se queda un poco corta. La eché en falta información turística de las zonas que se pasan, comida típica, cosas que hacer o que ver… pero como digo como soporte esta bien y son menos de 15 euroshttps://www.amazon.es/Hendaya-cicloturista-Atl%C3%A1ntica-Francesa-Deportivas/dp/8483214466/ref=cm_cr_arp_d_pdt_img_top?ie=UTF8

Y por último, siempre me gusta trastear y ver experiencia de otros ciclistas y la de Pekebikers es una web muy trabajada con muchas rutas de familias con niños pequeños como los nuestros, que aparte de buenas ideas para otros años te da consejos útiles para viajes con enanos.


Resumen de la ruta en vídeo:






1 Etapa (22/08/2018)
LEON - MIMIZAN
63km 305m desnivel 3h57´



Lara se queda en Leon con los niños mientras yo llevo la furgo a Burdeos. Cuando llego han puesto un mercadillo y esta el pueblo lleno de gente y con un tráfico de locos. Preparar todo nos lleva cerca de una hora y no arrancamos hasta las 12:30 aprox. Casi la hora de comer de los pequeños.


 


La ruta se dirige en primer lugar al lago de León, con un tramo por carreterilla, prácticamente la única que cogeremos en toda la ruta, ya a esas horas con mucho ambiente.

Hacemos parada breve y seguimos entre pinares y por carril bici hasta la playa de Saint- Girons Plage, donde nos acercamos a la orilla y luego en uno de los puestos compramos algo para comer.



El ambiente es tan agradable y la playa tan chula que a la vuelta de Burdeos nos desviamos para pasar la mañana en esta playa como última despedida del viaje.

Despues de comer ponemos el piloto automático para hacer kilómetros, ya es media tarde y nos queda casi toda la etapa por hacer. Seguimos hasta Contis Plage un encantador pueblo que parece que se le han engullido las dunas, en el que hay un ir y venir constante de surferos ya que es otro de los tramos de playa de fácil acceso y que estaba más lleno que benidorm en pleno mes de agosto.



La última parada ya la hacemos en Mimizan Plage, un pueblo bastante grandecillo en el que dejamos que los enanos juegen durante un rato en un parque junto a la playa. La salida del pueblo tiene alguna cuestecilla y se nos echa la hora encima y no terminamos de llegar al alojamiento que es una especie de Airbnb reservado a traves de booking, una habitación en un impresionante chalet con piscina… y  gente muy muy agradable y al día siguiente nos ponen un desayuno de 10 (alojamiento totalmente recomendable).

Después de ducharnos corriendo al único sitio que hay para comer, un chiringuito a escasos 200m en el que la verdad es que comemos muy bien.


2 Etapa (23/08/2018)
MIMIZAN - ARCACHON
82km 376m desnivel 5h36´




Esta es nuestra etapa reina, casi 82km. A la hora de planificar no encontramos alojamiento más cerca y decidimos llegar ese día hasta Arcachon, lo que creo que fue un acierto, pero que nos supuso llegar agotados y muy tarde a destino.

Salimos a las 10 de la mañana después de preparar todo, el viento sopla por momentos y decidimos que Lara con la eléctrica vaya abriendo camino y yo detrás chupando rueda… me lleva a casi 23km de media y eso que íbamos con remolques de los enanos, alforjas…


 

Primero llegaremos y bordearemos durante un rato el gran lago de Etangs de Biscarrosse et de Parentis hasta llegar al pueblo de Parentis et Born donde paramos a descansar junto a su bonita iglesia. Después seguimos junto al canal que une los dos lagos para comer junto a un embarcadero en el lago de Etangs de Cazaux et d Sanguinet , con mucha vida y en uno de sus extremos un área acondicionada como playa con sus chiringuitos y especie de parque acuático, discotecas…


 


La etapa discurre entre bosques y pequeños pueblecitos que tienen todos su encanto particular, hasta la hora de la comida etapa llana y sin complicaciones por el corazón de las Landas y un poco alejados de las playas, hacia la que nos dirigimos tras la comida.

Pedaleamos por carriles bici rodeados de pinares y ya a lo lejos se empieza a ver la famosa y expectacular Duna du Pilat. Hay numerosos puntos de acceso desde hoteles, camping… pero la más accesible y preparada es por la que nos decidimos a acceder.


 

Hasta llegar a esta zona hemos atravesado varias zonas de playas también con mucho ambiente ya que es fin de semana y se nota. Cerca de la Duna la carretera tiene constantes subidas y bajadas y con los kilómetros que llevamos las piernas empiezan a estar cansadas.

Nos desviamos a ver la Duna. Está todo muy preparado para el turismos. Dejamos las bicis y los remolques candados en la parte de acceso y nos llevamos sólo lo valioso. Para llegar a lo alto de la Duna se puede hacer trepando por la misma o por una escaleras que lo hacen “menos atractivo” pero para mi que llevaba a Marta mucho más cómodo.

La verdad es que la duna merece la pena el desvió y subirlo, es una pasada las vistas que tiene a ambos lados, el océano y Arcachon por un lado y los inmensos pinares a la espalda. 

Un lugar idílico para ver la puesta de sol que ya se vislumbra pero que tenemos que dejar para otro momento, eso si, la bajada a la carrera por la duna muy divertida.

Arcachon es más una ciudad que un pueblo y desde que entramos a ella hasta que llegamos al alojamiento junto al puerto en el lado opuesto nos lleva un buen rato callejeando (siempre por carriles bici), pero hasta cierto punto agradable especialmente el último tramo con numerosos restaurantes y zona de paseo y donde cogeremos el ferry al día siguiente.

Llegamos casi de noche y agotados, sólo nos dan de cenar en una especie de kebab. Nos damos un paseo para estirar las piernas, enterarnos de cómo funciona el tema de los ferrys hacia Cap Ferret y a dormir. Día duro y largo pero muy bonito.



3 Etapa (24/08/2018)
ARCACHON - LACANAU
57km 259m desnivel 3h27´




En vez de bordear la bahía de Arcachon decidimos cruzar en Ferry la bahía hasta Belisaire para luego pedalear por la Bassin de Arcachon, carril bici muy agradable con mar a los dos lados, pero que no se ve, pero tramos muy cerrados y con encanto.


 

El trayecto en Ferry no lleva más de media hora y es bastante agradable con buenas vistas de Arcachon y la bahía completa. La frecuencia de los ferrys es muy amplia y se pueden llevar las bicis y remolques sin problema pagando el correspondiente suplemento.

Inmensos bosques a pie de playa son el escenario mayoritario de esta etapa, una vez llegamos a Lacanau Ocean nos desviaremos hacia Lacanau para ir al día siguiente a Burdeos.


  

Desde que salimos, cruzamos con el ferry se nos vuelve a echar el día encima. Cuando llevamos pocos kilómetros decidimos parar a comer en Bassin de Natation en un bonito restaurante y después pasar hora y media en la playita, en total tres horitas de relax pero que nos obliga a partir de este momento volver a darle alegría a los kilómetros por carril bici.

Ni nos acercamos a Lacanau Ocean y seguimos hasta el lago donde Diego nos pide que le dejemos bañarse que hasta ahora por unas cosas u otras no se había llegado a bañar.


 

Está refrescando y en las inmediaciones del lago vemos muchos mosquitos. Llegamos al alojamiento, un airbnb un chalecito muy mono pero el propietario un poco pijotero con el que discutimos.

Cenamos en un restaurante cercano y directos a dormir. Hace frío y están cayendo unas gotas que presagian para el día siguiente lluvia.


4 Etapa (25/08/2018)
LACANAU - BURDEOS
57km 66m desnivel 3h12´



No hay desayuno en el alojamiento y desayunamos donde habíamos cenado el día anterior, pero sólo tienen unas tostadas y café.

Amanece lloviendo y tenemos que poner la capota al remolque y meter a Diego con Marta en el mismo remolque como veníamos haciendo cada vez que se quedaba dormido.
 


Abandonamos los pinares y la ruta es muy llana con largas rectas y pasando por algunas viejas estaciones de tren. Vamos a buen ritmo porque amenaza con volver a llover como a primera hora de la mañana. Entramos a Burdeos, ciudad patrimonio de la humanidad según la UNESCO y nos dirigimos directamente a buscar el río y su agradable paseo  lleno de transeúntes pasando junto a algunos de los edificios más emblemáticos.


 


Recogemos la furgo y nos dirigimos al hotel para disfrutar del merecido premio que son dos días visitando esta bella ciudad que recuerda a pequeña escala a París.


 


Información adicional:
Track de la ruta: Track wikiloc


Correo electrónico: antequerae@yahoo.es

Otras web de interés: