jueves, 16 de septiembre de 2021

Via Verde Santander - Mediterraneo (Burgos - Soria con niños y remolque)

 

Tras tener que suspender el año pasado la ruta a causa del  coronavirus retomamos los viajes cicloturistas con muchas ganas y un nuevo reto.

 

Diego llevaba todo el año muy ilusionado de poder hacer el viaje dando pedales y no en el remolque, de hecho tenía el perfil de la ruta desde abril y ya se había marcado donde iba a parar a descansar, a beber agua…, así da gusto la verdad.

 

La duda es si aguntará etapas de 50km y sobretodo, cuatro días seguidos dando pedales tantas horas y tantos kilometros. Para asegurar y que pueda ir descansando de vez en cuando y le ayudemos a subir las cuestas más duras nos llevamos el “winchi” para remolcarle  (Towwhee que funciona muy bien ya que no da tirones es muy progresivo, aunque bastante más caro que otras opciones)

 

Barajamos varias alternativas, pero tampoco hay tanto donde elegir en España, llano y sin tráfico. Finalmente nos decidimos por esta Via Verde (Santander Mediterraneo) que si bien no está finalizada si permite hacer un viaje lo suficientemente largo y llano. Seleccionamos el tramo Burgos – Soria (hay un tramo sin finalizar la via verde que hicimos por caminos rurales y carreterillas que si bien fue bastante más durilla que las demás, también me atrevería a decir que la más bonita en conjunto y variada, sin desmerecer a la de Hontoria-Abejar por los pinares de Navaleno).

 


La via verde en general esta muy bien para rodar, con buen firme (tierra compactada) bien señalizado... pero hay algún pequeño tramo en los que no están haciendo mantenimiento y se está echando a perder  (había maleza de más de metro medio que solo dejaba un estrecho caminito por el que no cabía casi una bici y menos un remolque).


Recuerdo especialmente malo el tramo desde Torre Lara dirección Soria y la llegada de Abejar.

 

Nos organizamos de la siguiente manera, Lara con su bici electrica llevaría a Marta en el remolque y algo de equipaje y yo, que quise probar la bicicleta de gravel electrica que estamos lanzando (www.crowbicycles.com ) llevaría parte del equipaje y tiraría de Diego cuando estuviera cansado y en las subidas.

 

Lara el primer y segundo día prácticamente agotó la batería de la bici y es que tenía que tirar de bastante peso. 


Yo disfrute mucho de la Crow, era la primera vez que podía hacer una ruta larga, que bien rodaba en la via verde, cómoda, rápida y en las subidas que remolqué a Diego puse el motor para ver que tal se comportaba y era una gozada, una entrega de potencia muy progresiva, sin tirones y que daba ese plus para que la subida incluso con piedras se hiciera fácil y no te quedaras atascado.



 

 

BURGOS - HORTIGÜELA

54 Km, 4905m desnivel, 4h24´



La primera etapa salimos de Burgos junto a la catedral con la correspondiente foto e iremos siguiendo las señales del Camino Natural de Santander – Mediterraneo que nos lleva a las afueras de Burgos y ya iniciamos la via verde.

 

El calorcito aprieta, pero rodamos con la alegría de empezar el viaje y van cayendo los kilómetros poco a poco. Los pequeños en cuanto ven un parque infantil nos demandan una parada, que vien bien para descansar y que Marta baje del remolque y estire un poco las piernecillas.

 

Nos adentramos en tierras de Lara y paramos a comer en un merendero que hay a la entrada de Torre Lara, muy bien preparado con fuente y todo. Echamos una minisiesta y tras mojarnos seguimos ruta.

 

Llevamos casi 45km y la via verde en los últimos kilometros esta en muy mal estado, como decía antes, con maleza en medio de la via que apensa deja el paso para una bici y con el remolque se hace muy arduo y con riesgo de pinchazos. Nos desviamos de la ruta en Campolara para tomar un refresco en un bar, pero está cerrado. Unos lugareños nos ven dando vueltas y nos ofrecen unas coca-colas…. ¡Cuánto lo agradecimos!

 

Preferimos seguir por carreterilla hasta Villaespasa donde tomaremos un camino rural que en pocos km nos llevaría hasta Hortiguela (unico lugar en el que encontramos alojamiento).

 

Tendremos un pequeño tramo de subida con rampas del 9% que a Diego se le hace duro incluso remolcandole. Hay que tener especial cuidado en la bajada, tambien corta, pero con desnivel de + 15% por rocas planas que obligó a bajarnos a todos de la bici y con el remolque había que ir con mucho cuidado, suerte que eran sólo unos 200m, aunque nos empezó a dar problemas la batería de la bici electrica de Lara, que ya nos había tenido todas las vacaciones previas tensionados hasta que lo pudimos solventar.

 

Nos alojamos en el Hostal La Moruga, donde nos ayudan con todo lo que les pedimos y que fue de agradecer (solucionar el problema de la batería de la bici y confirmar alternativa por caminos para evitar la carretera nacional que con los peques nos daba bastante miedo, ya que tenía mucho tráfico, poco arcen y Diego todavía se despista y pierde concentración cuando pedalea )

 

 

HORTIGÜELA – HONTORIA DEL PINAR

51 Km, 557m desnivel, 4h31´




La segunda etapa la hacemos por caminos rurales, al no estar finalizada la via verde. Es más durillo al no estar en tan buen estado el firme y con más desnivel, pero también nos permite ver otros paisajes, hacer caminos diferentes y disfrutar el recorrido.

 

Al poco de salir vadeamos un pequeño riachuelo y seguimos el camino que lleva hasta Cascajares donde tomamos la carreterilla en subida dirección Jaramillo para abandonarla a los pocos km y en descenso llegar hasta Barbadillo tras curzar la carretera nacional (precioso pueblo y lleno de chavalería en la zona de la iglesia y el frontón)

 

Dejamos el pueblo y los primeros metros de la pista tiene bastane piedras pero enseguida mejora y  por pistas anchas y buen firme vamos llaneando hasta Castrillo de la Reina donde tomaremos la carretera comarcal en fuerte subida (minipuerto) hasta Moncalvillo.

 


Aquí paramos a comer y esperamos a que lleguen Carlos, Gema y familia que nos acompañaran en la ruta el resto de la etapa y la del día siguiente. Diego y Marta están encantados, si ya estaban disfrutando con el viaje, ahora con amiguitos de su edad era la bomba.

 

Martin se metió en el remolque con Marta y no paraban de dar animos a todos, dos horas sin parar, debieron terminar agotados, y Vera como Diego, dando pedales y ayudados con el Towwhee en las subidad.


En Moncalvillo cogemos ya pista que va en continua subida con algún fuerte repecho, especialmente una vez pasado el campo de futbol a los 3km y luego en descenso primero hasta Rabanera del Pinar donde paramos a que descansen los niños y juegen en el parque del pueblo. Después hasta Aldea del Pinar también por pista y desde aquí hasta Hontoria por carreterilla.

 

Los niños lo han hecho fenomenal, han necesitado en las subidas que les remolcáramos un poco ya que acumulamos en el día casi 600m y para 8 años y 52km era mucho.

 

Nos alojamos en la Estación de Riolobos (tienen rehabilitada la antigua estación de tren como un albergue y la que debía ser la casa del encargado de la estación también muy bien arreglada y como casa rural) en las afueras del pueblo pero un lujo y todo muy cómodo. Y si Hontoria era un pueblo más o menos grande no encontramos ningún sitio en el que cenar, nos hicieron el favor de prepararnos unas bravas y unos entremeses y eso fue lo que cenamos después de la paliza de bici. Diego a las 23:00 estaba que no podía con su alma y se nos iba durmiendo de camino del alojamiento.

 

 

HONTORIA DEL PINAR - ABEJAR

38 Km, 224m desnivel, 3h15´



Desayunamos todos juntos en la casa rural de la Estación e inicamor ruta por la via verde. A primera hora hace un poco de fresco pero pronto va subiendo la temperatura.

 

Pronto llegamos a San Leonardo donde paramos para comprar pan y algo para comer luego en el pinar, y como no podía ser de otra manera los chicos aprovechan para jugar en un parque. Paramos aquí ya que luego no se pasará por ningún otro pueblo hasta que lleguemos a Abejar.

 

A la salida de San Leonardo vemos carteles informativos con fotografías y es que en estas vía ferrea se grabaron secuencias de la película del Doctor Zivago !! ya vamos dentro de pinares que nos acompañaran casi hasta el final del día.

 



La via verde bordea Navaleno por sus espectaculares pinares. Todo el rato va picando para arriba pero se hace llevadero. Paramos a comer con los niños unos bocatas y mientras lo padres nos echamos una siestecilla los pequeños no paran de jugar y hacen una pedazo cabaña espectacular con todos los palos y troncos que encontraron por el pinar.

 

Luego ya en bajada de camino a la Ermita de Nuestra Sra La Blanca cruzan justo delante nuestra una grupo de 10-12 jabalies, todos ellos en fila y los jabatillos cerrando el grupo muy ordenadito (hace las delicias de los niños). Junto a la Ermita hay una fuente con su pilon, que con el calor que hace los pequeños deciden poner los pies a remojo, bueno los pies y alguno casi todo el cuerpo jaja. Luego rápidamente hasta Abejar.

 

Hoy han sido casi 40km y otra vez todos los chicos se han portado como auténticos campeones, sin quejas, divirtiendose y con las pilas a tope.

 

Nos alojamos en el Hotel de La Barrosa, totalmente recomendable tanto para alojarse como para cenar y desayunar, la única pega que esta en la parte alta de Abejar jaja.

 

Se van ya los compis de viaje y los echaremos de menos en la última etapa, espeialmente Marta que se quedaba sin su compi de remolque Martin.

 

 

ABEJAR - SORIA

31 Km, 114m desnivel, 2h



Por la mañana me levanto pronto para bajar la furgo hasta Soria y luego ya volverme dando pedales con la Crow hasta Abejar y a las 11:30 empezamos la que sera la última etapa de este viaje cicloturista tan especial para la familia.


La cuarta etapa todo por via verde hasta el mismo Soria, picando todo el rato hacia abajo que nos permite rodar rápido con media de 20km, con parada en Ocenilla a tomar un acuarius de naranja. Toda la etapa vamos charlando con Diego de su experiencia y del juego Brawl Stars con el que está enganchadísimo.

 



Cuando ya estamos entrando en Soria se nos cruzo por el camino tres “bambis” no pensaba yo que bajaran casi hasta la ciudad, con lo asustadizos que suelen ser.

 

Dejamos la via verde que muere unos cientos de metros más adelante y cogemos camino asfaltado en subida (marcado como Camino de Santiago) que nos deja junto a la furgoneta, donde ya guardamos todo y comemos en una terrazita saboreando el final de viaje.

Ha sido el primer cicloturismo de Diego y ha sido todo un exito, ha aguantado como un campeon los 180km de la ruta. Se lo ha pasado tan bien que ya está preguntando que ruta vamos a hacer el año que viene y si vamos a hacer etapas más largas que está preparado jaja. Y que decir de Martita, que ha aguantado como una campeona en el remolque sin quejarse nada (lleva ya haciendo viajes desde que tenía menos de un año) echandose sus buenas siestas, jugando con sus muñecas, animandonos a todos en las subidas…

 



Con todos los contratiempos que tuvimos antes del viaje y algún problemilla en ruta, ha salido todo perfecto..

 

Logistica:

Para  llevar la furgoneta hasta el final de la ruta hay línea de autobuses que unen Burgos y Soria, aunque sólo tenga tres recorridos al día es la única opcion razonable en transporte público (dos horas de trayecto). http://www.therpasa.es/horarios.php que incluso tiene app para poder comprar los billetes de autobus.

jueves, 19 de marzo de 2020

Lituania en MTB - Hydratrail

Tras barajar como todos los años varias opciones (Siberia Española, Transcarpática, Highlands, Romagna Bike Trail) nos decantamos por hacer la Hydratrail (https://www.hydraepic.lt/), se trata de una carrera non stop de bikepackaging que se ha puesto muy de moda, que atraviesa Lituania de sur a norte visitando la capital Vilna y Kaunas, acompañando buena parte del recorrido los cauces de diversos rios del pais (aunque luego casi  nunca se veían porque ibas metido en el bosque …)

El aliciente para nosotros era hacer una ruta diferente, por un año una ruta de más kilómetros y menos desnivel (menos de 6.000m) recoriendo un pais diferente, que salió relativamente hace poco tiempo de formar parte del bloque sovietico (1991) con sus paisajes, sus pueblos y sus gentes, además  visitaríamos varias de las capitales bálticas.

Ruta completa Trans-lituania en Mtb


Este año se cae de la lista Manolo, que se va a de vacaciones casi un mes a Brasil y no le quedan ni días de vacaciones ni ganas de más aventura. La expedición la formamos los habituales: Santi (que ha tenido a la pequeña Itziar recientemente), Tony, Javi, Daniel y yo, un nutrido grupo con muchas ganas e ilusión de afrontar un nuevo viaje.

Kaunas de paseo


Respecto a la planificación, fue complicado encontrar vuelos, ya que ni hay muchas compañías que vuelen a estos destinos ni vuelan todos los días. Nosotros tras muchas cávalas y tratando de cuadrar las disponibilidades de unos y otros decidimos volar a Varsovia, para así de paso conocer también esta capital europea (una muesca más en nuestra lista).



1 Etapa (30/06/2019)
AUGUSTOW - DURSKININKAI
95.3 Km, 385m desnivel, 6h

Nuestro vuelo, por temas de logistica lo hicimos a Varsovia, lo que nos permitió conocer la capital de Polonia con un breve paseo antes de coger el tren a Augustow. Nos alojamos en el Oki Doki City Hostel, un agradable y cosmopolita Youth Hostel por 110 euros con desayuno incluido para los cinco.



Varsovia
Varsovia quedó prácticamente en ruinas durante la 2ª Guerra Mundial. La ciudad vija, Stare Miastro, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco tras su fiel recontrucción, de forma que a día de hoy podemos verla exactamente como fue antes de la devastación. Nuestro rápido biketour a las seis de la mañana nos llevó por la Plaza Runek Starego Miastra, la Calle Piwna, el Castillo de aspecto palaciego y la Catedral de San Juan, principales puntos de interes de Varsovia.

A las 13:00 aprox llegamos a Augustow y decidimos comer algo antes de iniciar ruta en un supermercado (el primero de tantos en este viaje), comenzaremos a pedalear por tierras polacas en busca de la frontera Lituana para enlazar con la Hydratrail. Tenemos por delante más de 80km y sólo unas horas. Los primero skilometros trancurren por pistas en buen estado junto a unos bonitos lagos y con bastante calor. En uno de ellos hay un pequeño santuario en homenaje a Juan Pablo II  de origen polaco.


 El cruce de la frontera, tras varios intentos, lo hacemos por una pequeña pasarela de madera sobre el rio.


Una vez en Lituania las pistas empiezan a emperorar; mucha arena y firme ondulado, a las que conoceresmos durante todo el viaje como las “olas” que hacen el rodar bastante incómodo. Seguimos sumando kilómetros mucho más despacio de lo pensado y planificado al no haber prácticamente ningún desnivel, pero es que tanta arena y “olas” hacer muy duro cada pedalada y cada kilómetro. Los últimos del día son a través de un frondoso bosque que nos dejan en la puerta de Druskininikai, una pequeña y agradable ciudad, modernizada y punto de veraneo de Lituanos gracias a sus numerosos centros termales.

La cena la haremos en un bonito restaurante que nos recomiendan en el hotel.

Nos alojamos en el Viesbutis Simpatija hotel de 3 estresllas por 130 euros con desayuno incluido.


2 Etapa (01/07/2019)
DURSKININKAI - BIRSTONAS
113.5 Km, 800 m desnivel, 7h10´

La etapa continua con la misma línea que el día anterior, pistan anchas e incómodas para rodar, avanzando muy lentamente, por lo que ya empezamos a buscar de vez en cuando algún “atajo” por carreterillas que nos permitan sumar kilómetros más rápidamente.

Pasaremos y nos subiremos a el, por un gigantesco mirador elevado con unas espectaculares vistas sobre el bosque y el rio Neumas. Tendremos algunos pequeños tramos no ciclables por la espesa vegetación dentro del bosque, que eso sí, nos permite evitar el calor.

Birstonas, destino final, es un pequeño pueglo juntao al rio donde descansaremos de una larga jornada en la que hemos estado dando pedales más de 7h.

Nos alojaremos en  Domus Hotel, un hotel muy agradable y muy cuidado en el que nos tomamos unas cervezas en su terraza y posteriormente cenamos ya en el interior que empezaba a refrescar. Totalmente recomendable y por solo 123 euros la noche los cinco (desayuno aparte por 3.50 euros)

 



3 Etapa (02/07/2019)
BIRSTONAS - KAUNAS
94 Km, 782 m desnivel, 5h 57´

La etapa de hoy discurre por pistas y senderos con firme arenoso e irregular.Aunque nos guiamos por el track de la Hidratrail, vamos imporvisando alguna variante para llegar pronto a Kaunas y dar una vuelta tranquilamente a pesar de los 95km de la etapa.

Nos fue imposible encontrar ningún sitio para comer, lo que ya era habitual y se convirtió en la regla del viaje, y terminamos comprando algo en un pequeña tienda de comestibles y comiendo allí mismo.
El cielo se va cubriendo y llegan las primeras tormentas. 

Pedaleamos un rato bajo la lluvia perono hace frio y nos secamos rápido. La entrada a Kaunas resulta un poco confusa, primero bordeamos un gran lago con un puerto deportivo, dspues la zona industrial junto a la via del tren y finalmente un agradable caril bici parealelo al rio Neris nos deja en el centro de la ciudad tras pasar junto al famoso Kaunas Arena que tantos días de gloria dio al baloncesto Liutano con Sabonis y compañía y el laureado Zalguiris de Kaunas.

Kaunas es la segunda ciudad de Lituania, se asienta en la confluencia de los rios Neris y Niemen. En la calle Vilniuis, la más antigua de la ciudfa, las casas de ladrillo estilo gótico y renacentista sustituyeron a las anteriores de madera que fueron destruidas en un gran incendio. 

Tambien destacan el castillo de Kaunas del siglo XIV que sirvió como freno al avance de los cruzados en el norte de Europa, restaruado en 2010 hoy en día simbolo d la cuidad, así como  la Catedral Basílica de San Pedro y San Pablo y la amplia plaza del Ayuntamiento que data del Siglo XVIII con su característica torre espigada con reloj en lo alto.

Nos alojamos en el pequeño hotelito de tres estrellas Kaunas City por tan sólo 115 euros (sin desayuno) muy limpio, comodo y cerca del centro histórico de la ciudad



 




4 Etapa (03/07/2019)
KAUNAS - KERNAVES
110 Km, 930 m desnivel, 7h16´

Hoy toda la etapa discurre paralelos al rio Neris. Atravesamos la ciudad de Jonava con sus bloques de arquitectura tipica sovietica donde hacemos parada para un tentemipie y reparar el único pinhcazo de toda la ruta.

Haremos unos cuantos kilometros por senderos muy disfrutones, pero agotadores, cubiertos por una espesa vegetación. La lluvia empieza a hacer acto de aparición mintras seguimos atravesando bosques, pasando junto a amplios y perdidos cementerios y algunos repechos, de los pocos de la ruta, que nos hacen bajarnos de la bici, más por la cantidad de arena que por la pendiente.

Las pistas empiezan a tener algo menos de arena y la lluvia caida también la compacta un poco lo que hace que podamos rodar un poco más rápido y cómodo, pero lo cierto es que hoy una buena parte son bosques cerrados.

Ni en los pequeños pueblos tradicionales ni en los algo más grandes de corte sovietico encontramos bares en los que poder comer o comprar un bocadillo… otra vez de super/tienda de alimentación.
A mi me falla la bici y se sale el tornillo que sujeta la bieleta de la amortiguación. Tenemos que hacer un apaño con bridas y cinta americana, pero cada rato hay que parar para ajustarla y evitar que se termine saliendo el tornillo lo que me obligaría a dar por terminado mi viaje este año. Renqueando llegamos a Kernaves y buscando carretera en los últimos kilómetros para que la bici no sufra en exceso.

Nuestro alojamiento es una curiosa Casa Rural “museo” en la que la dueña expone sus creaciones tanto en el interior de la casa como en el amplio jardin. Pueblo turistico por su asentamiento megalitico, pero con muy poco o nulo movimiento ni sitios para comer, por suerte la dueña nos hace unas empanadillas típicas de la zona y es lo que cenamos junto con unas bolsas de patatas fritas y chocolate que llevabamos del super de la hora de comer. La casa rural es la Gallery Guest Rooms, en la que dormimos los cinco por 100 euros con desayuno (escaso) pero tampoco hay mucha alternativa en la zona.
 




5 Etapa (04/07/2019)
KERNAVES - VILNA
58 Km, 520 m desnivel, 4h


Puna etapa corta para llegar pronto a Vilna y poder visitar tranquilamente la capital Lituana y que acortaremos más para poder llevar mi bici a un taller a que me la arreglen (la verdad es que un muy entregado y agradable mecánico echó casi una hora en hacernos un buen apaño que aguantaría todo el viaje y no nos quería cobrar nada….)

La Hydratrail no deja de depararnos sorpresas, un tramito que no tiene continuación nos obliga a empujar las bicis por una ladera arriba por el bosque y unos pequeños tramos de escaleras. La entrada a Vilna es un tanto feota, atravesamos un puente lleno de corbatas, como en otras partes ponen candados aquí eran corbatas, y por el extrarradio de la ciudad.. Luego el casco histórico es pequeñito, pero hasta que llegamos el rodeo fue grande.

Después de comer en un restaurante por fín!! Nos damos una ducha y a paser por la ciudad y comprar algun regalo para la familia. Vilna es una ciudad de 500.000 habitantes su centro histórico también Patrimonio de la Humanidad, siendo el centro barroco más grande de Eurpoa del Este.

La catedral neoclásica de San Estanislao y la torre de la Campana presiden la gran plaza donde se encuentra la famosa baldosa que ponía fin a la gran cadena humana de mas de 2MM de personas enlazadas para cubir los más de 550km desd Tallin a Vilna pasando por Riga, como manera de reivindicar y pedir la independencia de las tres repúblicas Balticas de la Union Sovietica allá por 1989.

Nos alojamos en unos apartamentos turísticos Real House B&B que nos cuesta 111 euros la noche.

 




6 Etapa (05/07/2019)
VILNA - PALUSE
120 Km, 700 m desnivel, 6h 31´

Hoy es la etapa reina del viaje, casi 120km por delante y ya amanece lloviendo, mal presagio que luego se cumpliría.

La salida de Vilna es por carriles bicis paralelos al rio Neris hasta que nos adentramos en un agradable bosquecillo que nos permite rodar relativamente rápido, y que luego se convierte en un senderito junto al rio divertido, con buenas vistas pero muy lento de avanzar.

Empieza la lluvia intensa con frio y decidimos buscar alternativas que nos permitan avanzar rápido. La lluvia es incesante y estamos empapados, por suerte hoy encontramos un restaurante en el que poder comer y secarnos un poco (cuando nos levantamos de la mesa, debajo de nuestros asientos hay charcos de todo el agua que nos ha chorreado).

Por suerte, el tiempo empieza a mejorar y la tarde nos da via libre para hacer los últimos kilómetros del día con nubes muy negras en el horizonte. Vamos alternando carreterillas con pistas anchas hasta llegar a Palus, enclavado a la entrada de uno de los parques nacionales más importantes de Lituania y junto a un amplio y agradable lago, que con buen tiempo sería ideal para darse un buen chapuzon.

Pasaremos por el super a comprar algo para desayunar al día siguietne ya que tendremos que empezar a dar pedales a las 5 de la madrugada para llegar a tiempo a Daugavpils y coger el único tren que hay hasta Riga.

Dormimos en las cabañas/apartamentos que hay en la entrada/información del parque.







7 Etapa (06/07/2019)
PALUSE - DAUGAVPILS
88 Km, 550 m desnivel, 4h 37´


El tren a Riga sale a las 13:00 y debemos estar con margen suficiente para cogerlo y salir tambiénc on margen para posibles imprevistos. A las 6:00 estamos dando pedales bajo un fuerte aguacero que nos acompañara toda la jornada y con un intenso frio que hace que no sintamos las manos.

La decisión es clara, con lluvia y poco tiempo nos dejamos de experimentos y hacemos toda la etapa por carreterillas, que a esas horas la verdad no nos cruzamos con apenas coches.

En Zarasai, localidad fronteriza entre Lituania y Estonia nos deja de lover, pero revienta la cubierta de mi bici, una raja de 10 cm y reventón. No siento las manos y me tiene que arreglar el reventón y la averia, poniendo un trozo de parasol que llevamos, Santi y Tony.

Llegamos a Daugavpils a las 11:00 bastante antes de la hora prevista, lo que nos permite comer tranquilamente en un restaurante y secarnos para luego ya ir a la estación de tren y dar por finalizada la etapa y el viaje de este año.

Ha sido bastante mas duro de lo esperado, las pistas anchas y sin desnivel ocultaban una dificultad y dureza inesperada, así como tramos de senderito divertidos pero exigentes, así como casi dos días enteros de lluvia y frio.






 

 

La visita de tres capitales europeas, más la afamada Kaunas bien han merecido el viaje, junto con los pueblos de corte sovietico, bastante más acusado que en otros viajes como en Eslovaquia o Eslovenia.


Ahora a visitar Riga, la más conocida y turistica de las capitales balticas para descansar, hacer compra de regalos para la familia y vuelta a España, a ver que nos depara el año que viene….


Para más info y track en : https://es.wikiloc.com/rutas-cicloturismo/lithuania-en-mtb-47511695

O enviarme correo con las dudas a : antequerae@yahoo.es

Logistica:

Volamos con Ryanair hasta el aeropuerto de Modlin (40km de Varsovia) y este año por primera vez contratamos a través de la web de We Transfer  (https://wetransfer.com/el transporte hasta el hotel. Por sólo 40 euros nos llevan a los cuatro madrileños con las bicis desde el aeropuerto hasta Varsovia, una opcíón económica y muy buena ya que llegamos a las 21:00 aprox y el tren que bajaba a Varsovia estaba a varios kilómetros, horario muy restringido, mas de una hora de viaje… y con esta opción casi por el mismo precio servicio de puerta a puerta.  La misma opción utlizamos para ir desde Riga al aeropuerto de Riga, aquí la distancia era de tan sólo 10 km, pero la comodidad y más lloviendo como estaba lloviendo el último día se agradeció y por 30 euros, cinco personas y cinco bicis (más barato imposible).

Hemos quedado tan satisfechos con este servicio que tomamos nota para otros años.
Desde Varsovia hasta Augustow, donde iniciamos la ruta, cogeremos un tren (hay muy pocas opciones) muy madrugador a las 7:55 en Warszawa Centralna que en casi 4h nos deja en la estación inicio de ruta. Los billetes se pueden sacar online en la web de la compañía ferroviaria polaca  (https://www.intercity.pl/en/ )

El último día cogeremos un tren, desde Daugavpils hasta Riga, también con pocos servicios y que nos hará pegarnos un madrugón para poder coger el tren de las 13:10 y llegar con tiempo pas poder visitar Riga. El trayecto dura 3h25´. Este billete también se puede sacar online a través de la compañía ferroviaria Letona (http://www.pv.lv/en/ )

Ambos trenes tienen precios realmente económicos, ya que bici + pasajero no cuesta mas de 10 euros por persona, en comparación con lo que tuvimos que pagar el año pasado en Suiza por trayectos similares por los que pagamos casi 60 euros.

La vuelta en avion la hacemos con Airbaltic, que tiene vuelo compartido con Iberia y sorprendentemente nos dejan volar con las bicis sin meterlas en cajas, a la vieja usanza, con el manillar en linea con el cuadro, sin pedales y ruedas desinfladas… a pesar de la reocupación de alguno, las bicis llegaron bien y nos simplificó facilitó mucho todo ya que no hubo que buscar cajas ni nada.

El coste del avión es de 235 euros ida y vuelta más las bicis que serían otros euros aprox.

Opinion de la ruta:

Es una ruta que engaña, nosotros viendo que había poco desnivel, bastantes pistas anchas… planificamos etapas de largo kilometraje esperando sacar medias de 19-20km/h, pero pronto nos dimos cuenta lo equivocados que estábamos.

Esas pistas que parecían tan cómodas en las fotos y vídeos que habíamos visto, resultan ser pistas que en realidad son las carreteras locales, con mucha arena y las “olas”/”ondas” que se forman con el paso de los coches, con lo que 9km en algunas de estas pistas, lo que podía ser un rodar cómodo se convertía en un suplicio de traqueteo y pegarse para ir avanzando.

Y luego los tramos de bosque, si bien eran muy bonitos, algunos realmente entretenidos y agradables se hacían lentos porque en algunos sitios habia bastante vegetación y en otros también arena suelta. Esto lo sufrimos especialmente los dos primeros días, y no sabemos bien si es porque luego el tipo de terreno iba cambiando y mejorando o porque con la lluvia que nos estuvo acompañando desde el tercer día hasta el final, compactaba un poco la arena y lo hacía más facil el rodar.

Desde Birstronas (tercera etapa) ya decidimos y buscando algun tramo de carreterillas asfaltadas o pistas menos transitadas (con mejor firme) para avanzar más rápido y cómodo, pero también para tener una perspectiva algo más amplia de la zona y sus paisajes que metidos en el bosque no se aprecia.

Yo recomendaría hacer la ruta desde Birstronas, quitando los dos primeros días que nos llegaron a comer la moral, por la inesperada dureza de la ruta y lo pestoso de las pistas, ya que  a partir de aquí, sin llegar a evitarlas si que mejoran sensiblemente.

No todo era malo, al reves, había bastantes tramos de bosques y algun single track bastante divertidos y muy bonitos como el senderito al poco de salir de Vilna, o el bosque a los 15-20km de Kaunas…

Importante:

Lituania no es un pais en el que abunden los bares en los pueblos (al reves que en las grandes ciudades como Kaunas y Vilna donde es todo bullicio y gente), es más NO hay bares en los pueblos, lo cual aprendimos ya allí. Esto nos obligó a comer, casi todos los días, sentados junto a un mini-supermercado lo que pillaramos allí (embutido, pan y algún refresco).  Con lo que recomiendo planifiquéis la bebida y comida del día.

El motivo por el que no hay bares en los pueblos, igualito que en España, es porque en la época sovietica, todas estas zonas eran bastante pobres (zona rural especialmente) con lo que la gente ahorraba un poco de dinero y se iba a las ciudades a ver una obra de teatro, un museo… y no se planteaban “socializar” ni ir a un bar, con lo que no hay bares en los pueblos, salvo que sean grandes o turísticos.

Y , salvo que nosotros tuvieramos mala suerte, no podemos  decir que los Lituanos con los que interactuamos y vimos fueran de lo más simpáticos y serviciales, al contrario, sacarles una sonrisa, un saludo, era realmente complicado, entendemos que es el carácter retraido o desconfiado de su pasado.

En verano hay luz desde las 4:00 am hasta casi las 23:30 de la noche, con lo que los días se aprovechan mucho. Y la probabilidad de lluvia en julio es de un 35% de los días. Nosotros los dos primeros días pasamos bastante calor, luego tuvimos otros dos o tres días con lluvias intermitentes (te calabas-te secabas-te volvias a calar- te volvías a secar) y los dos últimos días con lluvia incesante durante toda la ruta, a veces más suave y otras estilo diluvio, lo que nos obligó a cambiar la ruta sobre la marcha en las dos últimas etapas haciendo todo o bastante parte por carreterillas.